(Monterrey, 15 de octubre. O’kuroku).- Después de sólo un par de meses, Netflix nos trae una corta, pero importante cuarta temporada de Voltron Legendary Defender, que cierra algunos temas y siembra el camino para lo que vendrá.

La Tercera Temporada, estrenada apenas en agosto de este año, nos había ya dejado con algunos temas importantes sobre la mesa: la nueva formación de los Paladines, la introducción de Lotor como villano principal, el regreso de Shiro al equipo, la creación de un frente unido contra el Imperio Galra, y la historia del primer Equipo Voltron, formado por el Rey Alfor y Zarkon, entre otros temas.

La Cuarta Temporada, estrenada el pasado viernes 13 de octubre, retoma en sus sólo seis episodios a nuestros personajes en el momento justo en el que los dejamos, pero con varios cambios imprevistos. Y eso es quizás lo que más caracterizó a esta temporada en general: los cambios imprevistos. Se realizó otro ajuste al equipo, Zarkon vuelve a ser una figura presente en la trama (justo como se había intuido en el final de la temporada anterior), y el papel de Lotor, así como su rumbo, sufre un cambio significativo.

Dos temporadas que se sienten como una

Voltron Legendary Defender: La cuarta temporada prepara el terreno para el clímax de la historia

La separación tan reducida entre ambas temporadas, así como la corta duración de ambas, hace sentir que realmente la Tercera y Cuarta son realmente una sola separada por la mitad, enfocada en conjunto en dos aspectos principales: explicar y cerrar temas, y encaminar a los personajes hacia un pronto desenlace.

Y tal vez sea un poco apresurado sacar dicha conclusión, pero todo parece indicar que los escritores estuvieran apresurando un poco el paso para acercarnos a un próximo final de la historia (que podría suscitarse quizás dentro de una temporada o dos), o en su defecto un cierre de arco, que deje atrás el tema del Imperio Galra, y abra paso a algo más. En lo personal, me inclinaría más por lo primero.

El problema con esto, es que tanto la Tercera Temporada, pero más notorio en la Cuarta, se sintieron algo apresuradas en diferentes puntos. Se llegó a percibir de manera clara el intento de acelerar lo más posible la resolución de varios temas, y la evolución de algunos personajes, a veces de una forma un tanto natural. Varios episodios de esta última temporada, por ejemplo, comienzan ya con la situación planteada, sin tomarse el tiempo para explicarnos como es que se llegó a ésta. Pero el caso más tangible ocurre en el caso de Lotor, cuya presencia como villano principal resultó ser bastante reducida, al igual que sus encuentros con los Paladines de Voltron. Esto provocó que el cambio de papel que sufre tras el regreso de Zarkon, no se sienta tan impactante o revelador como podría haber sido.

La serie sigue manteniendo su estilo y calidad

Dejando de lado la notoria prisa presente, la verdad la temporada siguió cumpliendo de manera perfecta en los estándares de calidad que las anteriores nos habían venido ofreciendo. Igualmente, hay algunas ocasiones en las que la animación parece volverse un tanto floja, pero a su vez hay otras en las que sencillamente demuestra ampliamente de lo que es capaz.

Hay algunos episodios importantes para la evolución de varios personajes, siendo los más afectados en esto Keith, Pidge, Shiro y Lotor. Pidge, de manera particular, tiene uno de los momentos de mayor carga emocional que la serie ha tenido hasta este momento, y que realmente supo bien como transmitir lo que el personaje sentía y pensaba. Sin embargo, en contraposición, otros personajes como Lance, Hunk, y Allura, pasaron un poco a segundo plano, notándoseles menos participación y peso. Sin embargo, esto es hasta cierto punto justificable, considerando el reducido número de episodios y todo lo que se ocupaba contar.

Emoción al máximo para lo que ha de seguir

Voltron Legendary Defender: La cuarta temporada prepara el terreno para el clímax de la historia

La verdad no hay mucho más que decir. Cómo dije, fue una temporada realmente corta. Sin embargo, el hecho de que se haya sentido tanta aceleración en los hechos, a la larga podría convertirse en algo provechoso, ya que dejó la expectativa bastante alta de lo que vendrá, y promete ofrecernos una espectacular Quinta Temporada. En lo personal, quedó realmente a la espera de lo que nos tengan preparado, y espero con ansías más noticias al respecto.

Si alguien aún no ha visto esta serie, recomiendo totalmente verla ahora que su Temporada 4 ha salido, complementando de manera correcta a la Temporada 3. Es una aventura espacial que toma muchos de los aspectos más clásicos de las series similares de los años ochenta, pero igualmente toma los debidos aspectos modernos que hacen que una formula tan clásica, se sienta vigente. Los personajes logran rápidamente engancharte, las escenas de acción son bastante decentes, y en general el manejo de la historia es muy bien llevada.

Voltron: Legendary Defender es definitivamente una serie hecha con el debido cuidado y esmero en cada uno de los aspectos. Viene a ofrecernos su dosis de acción y aventura que en las producciones animadas occidentales actuales se ha vuelto un tanto excusas, y nos promete aún más a futuro.

Por WingzemonX (@WingzemonX)
Para leer otros de mis artículos de opinión pueden ir a mi blog WingzemonX Opina.
Para ver mis cómics y fanfics pueden ir a mi otro blog WingzemonX.

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Wingzemon Equiz
Cargar más en Animación

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mira esto!

Coco, una emotiva historia sobre familia y tradición

(Monterrey, 15 de octubre. O’kuroku).- Coco, la nueva película de Disney y Pixar, retrata …