Home Cine Cine Americano Alicia Vikander logró hacer suya a Tomb Raider. ¿La película? Nada mal

Alicia Vikander logró hacer suya a Tomb Raider. ¿La película? Nada mal

11 min read
0
Tomb Raider Alicia Vikander

(Madrid, 18 de Marzo. O’kuroku).- Cuando se anunció que Alicia Vikander sería Lara Croft en el reboot de Tomb Raider no faltaron los escépticos. Como también los hubo cuando Angelina Jolie interpretó a la aventurera hace ya 17 años.  

Pero entonces, Jolie silenció a los críticos con su interpretación, si bien la película era francamente mala. No obstante, pese a ser un caos, Lara Croft: Tomb Raider se convirtió con el tiempo en una especie de placer culposo, en no poca medida por el trabajo de la escarizada Angelina.

Sin embargo, para este reboot, las exigencias eran otras. Nuestra Lara digital tuvo su propio reinicio en 2013 y una nueva película tendría en consecuencia que adaptarse al nuevo origen del personaje, su nueva sensibilidad y aspecto.

La también escarizada actriz sueca asumía así el reto de sustituir a una superestrella como Angelina Jolie y lo cierto es que ha salido más que bien parada del proceso. Tomb Raider cuenta con una digna Lara Croft y además, te hará sentir menos culpable por amar la película. Pues si bien el film dirigido por Roar Uthaug no es perfecto, es una película  muy superior a la original.

No obstante, no deja de ser un reto suplantar a Angelina Jolie en el imaginario colectivo como Lara Croft. Y Vikander no logra suplantar a su antecesora como la Lara de los juegos de Eidos, esa de los pechos enormes, la larga coleta, los shorts y botas militares. Lo que si logra es encarnar casi a la perfección a la nueva Lara, la que desde 2009 es propiedad de Square Enix. Y que ya tiene dos juegos lanzados y uno en camino: Tomb Raider (2013), Rise of the Tomb Raider (2015) y Shadow of the Tomb Raider (2018).

Una aventura sin sorpresas, pero efectiva

Tomb Raider Alicia Vikander

No nos engañemos, la maldición de los films de videojuegos sigue en efecto. Si bien esta película es bastante redonda, no nos ofrece una experiencia cinematográfica trascendental. Es un simple film de acción y aventuras, protagonizado en este caso por una chica independiente y valiente, que se rehúsa a aceptar la muerte de su padre y con ella su herencia millonaria.

Lara inicia el film trabajando como repartidora en bicicleta y tomando clases de kickboxing. A través de flashbacks nos enteramos que, además de una excelente educación de aristócrata, es una arquera entrenada desde la infancia y tiene un don para resolver acertijos y puzzles.

Al descubrir pistas sobre el destino de su padre, Lara decide viajar a isla ficticia de Yamatai en el Mar del Diablo, una versión ficticia de Miyakejima, donde presume que viajó su padre buscando la tumba de la Reina Himiko. El barco en el que viaja junto a Lu Ren, un marino con un problema de alcohol y apuestas, encalla y es atrapada por una banda de mercenarios que, como su padre, busca el poder encerrado en la tumba.

Obviamente, Lara termina siendo la única capaz de descifrar la manera de no solo entrar en la tumba, sino de salir con vida de ella. Esta no es la premisa más innovadora del mundo y por ende no se puede esperar que sea argumentalmente fascinante, no obstante consigue ser un film atractivo en no poca medida gracias a la gran interpretación de la nueva Lara Croft por parte de Vikander. Su Tomb Raider es valiente e inteligente, pero bastante menos badass que la de Jolie.

Esto es intencional, claro. Nos buscan vender una heroína y aventurera más humana, menos indestructible. Que sin embargo sobrevive a golpes y caídas que matarían a la mayoría de los mortales hasta tres veces. Cosas del cine de acción y los videojuegos, asumamos que llevaba uno de esos mágicos medpacks que curan todos los males.

El guión es sencillo y un poco típico, además la resolución a su misterio le quita todo elemento sobrenatural –habitual de los juegos– a la historia. En su afán por ser una versión más realista, renuncian a lo que es buena parte de la diversión de Tomb Raider. Esto en mi libro le quita puntos, aunque no lo suficiente para dejar de disfrutarla.

Con respecto a las escenas de acción, se lleva una gran parte del metraje, lo que para algunos es un plus, pero para otros podría ser un problema. En general las secuencias tratan de ser tan fieles al espíritu del juego que las inspira, que casi parecen las escenas cinemáticas originales. En particular la infame escena del avión, donde se notó el gran trabajo físico de Alicia Vikander para convertirse en Tomb Raider.

En algunas escenas, esta fidelidad visual funciona a la perfección. En otras los CGI pueden llegar a ser excesivos.

En definitiva, si consideramos su origen y la historia maldita de las adaptaciones de videojuegos al cine, estamos ante una representación más que decente de Tomb Raider. Los fans de la franquicia pueden verla sin temor alguno, es un film divertido y con muchos momentos calcados al juego. Para mis bajas expectativas iniciales, el film fue una agradable sorpresa.

Resta ver si logra recaudar suficiente para tener secuela y que Vikander crezca en el rol. Esta es una de esas ocasiones en las que una segunda parte puede superar a la primera.

Sumario
Si vas sin expectativas, la nueva Tomb Raider de Alicia Vikander te sorprenderá. Es mucho mejor película que las dos de Angelina Jolie y si bien renuncia a lo sobrenatural, sigue siendo redonda. No es nada para echar cohetes, pero es decente
75 %
Mejor de lo esperado
Puntuación de Usuarios 1.7 ( 1 votes)
Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Cine Americano

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mira esto!

Tenemos otro candidato a anime de la temporada (y del año): Golden Kamuy

(Madrid, 25 de Abril. O’kuroku).- Como fanático de la historia me compraron desde te…