Home Destacadas The Flash Reborn fue un arranque para la 4ta temporada del velocista escarlata

The Flash Reborn fue un arranque para la 4ta temporada del velocista escarlata

9 min read
0
The Flash Reborn

(Madrid, 20 de Octubre. O’kuroku).- La tercera temporada de The Flash fue, como ya dijimos en su momento, la más floja a la fecha. No obstante, su final fue potente.

Pese a ello, la serie no logró aguantar ni un episodio en su estatus “Sin Barry Allen”. The Flash Reborn fue un episodio en el que muchas cosas ocurrieron muy rápido.

Nos presentaron al nuevo equipo, en el que Iris funge de jefa, con Vibe y Kid Flash combatiendo el mal en las calles, junto a Joe. No obstante, no tardaron en decirnos que sin Barry son un 33% menos efectivos, pues 1 de cada 3 villanos se les escapa.

Wally fue efectivamente arrastrado por el suelo por el villano de turno, el Samurai que muy pronto supimos, envió clifford DeVoe. ¿Que rol tiene Kid Flash en esta serie si es incapaz de vencer a un simple androide? ¿Que fue del enorme potencial de los poderes de Vibe?

Incluso atrapar a Peek-a-Boo fue un gran esfuerzo para el nuevo equipo. Por eso, en un intento por recomponer el estatus báse, Barry fue traído de vuelta antes de que pasara siquiera medio episodio. Caitlin, que se fue de manera dramática la temporada pasada también regresó.

¿Entonces en qué quedó el esfuerzo por crear un final dramático la temporada pasada? ¿Para qué usar el nombre Reborn en el inicio de temporada?

Potencial desperdiciado

El regreso de Barry Allen debió haber sido más trabajado, más épico. Ya van dos años seguidos en que esta serie dilapida un nombre de un arco argumental legendario de los cómics del velocista escarlata.

La temporada 2 sentó la base para hacer Flashpoint y en solo un episodio de la tercera temporada volvimos a una casi total normalidad. En la temporada 3 Barry se sacrifica a la Speed Force y en solo un episodio de la 4 ya está de vuelta. Ni siquiera pudieron aguantar un episodio con el Barry trastornado a su regreso de la Speed Force.

En fin… que es una pena como se desperdicia el potencial del show. En todo caso vamos a la evaluación formal del episodio.

Y sin embargo, no estuvo tan mal

Pese a que me parece que la resolución del gran problema de la temporada pasada fue anticlimatico, espero que haya consecuencias. No obstante, más allá de eso, el episodio tuvo cosas positivas.

Para empezar, parece que el tono distendido de la serie está de vuelta, luego de un par de años de aumentar el drama a niveles Arrow. Una de las fortalezas de The Flash como serie, es que nos presenta una versión más ligera de los superhéroes. El Velocista Escarlata es un personaje que disfruta la vida y el buen humor y su show debe reflejar eso.

La dinamica entre Cisco y Wally al inicio del episodio sentó las bases de un tono más distendido. Además, pese a lo poco que duró, la actuación de Gustin como un Barry mal de la cabeza, fue entretenida de ver y permitió que vieramos otra faceta suya.

De igual forma, fue interesante ver el nuevo rol de Iris dirigiendo al equipo en las calles. Basicamente se ha vuelto la jefa del Team Flash, como varios personajes -su padre incluído- dejaron claro. Finalmente dejó de ser el personaje que no sabía nada en una temporada, para luego ser decoración la siguiente y luego la damisela en peligro en la última. Ahora parecía tener una agenda y un papel importante.

Si, estuvo en peligro en el episodio, pero lo hizo con un proposito… y funcionó. Candice Patton hizo un gran trabajo y eso se notó en las escenas que compartió con Jesse L. Martin, que sigue brillando como Joe.

La partida de Julian luce como algo necesario y la ausencia, de seguro temporal, de una copia de Harrison Wells le sienta bien al equipo. Eventualmente volverá, lo sabemos y lo esperamos, pero de momento el reparto tiene un tamaño adecuado… salvo por Wally. Parece que tenemos un velocista de más, porque su rol sigue luciendo intrascendente.

Otro detalle agradable es que esta vez no jugaremos la carta del misterioso villano velocista que nadie sabe quien es. Luego de tres años haciendolo ya era hora de parar. DeVoe, o The Thinker, es un villano completamente diferente y su sentido de la teatralidad es perfecto para la serie. De seguro le veremos enviar más villanos de segunda o robots a combatir a Barry, como el genial Samurai de este episodio.

Hay por lo tanto, muchas cosas que apreciar y otras tantas que lamentar de este debut.

Sumario
Este fue un buen episodio en el sentido de que fue entretenido, no obstante el ritmo fue demasiado acelerado. Intentó introducir demasiados elementos. Regresó el buen humor, pero a costa de matar el argumento de la ausencia de Barry.
60 %
Bueno
Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Destacadas

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mira esto!

Los gemelos Weasley presentaron Harry Potter: The Exhibition en Madrid

(Madrid, 16 de Noviembre. O’kuroku Webzine).- Esta mañana se llevó a cabo la rueda d…