(Madrid, 27 de Septiembre. O’kuroku).- No es habitual que escribamos del hentai, ese género “marginado” del manga y anime. Pero a veces toca hacerlo. En este caso para hablar del mejor, en mi opinión, Slut Girl.

Esta es una nota para mayores de edad, así que si tienes menos de 18 preferiblemente retírate antes de seguir leyendo. Eso no suele funcionar, pero es nuestro deber advertirlo.

Antes de empezar quiero aclarar, soy un enemigo del hentai como género. He visto mi buena dosis de ellos. Soy hombre, es natural que nos guste ver esas cosas. No obstante, el género erótico del manga y anime siempre me ha parecido francamente repulsivo. Salvo contadas excepciones. 

Expresiones como “Dices que no pero estas mojada”, fantasías extrañas de chicas que les crecen penes (Futanari), monstruos con tentaculos y cosas por el estilo me hacen sentir un rechazo natural al hentai.

Las frecuentes violaciones, la pedofilia, los incestos y toda clase de parafilias cuestionables -por decir lo menos- se suman con una pobraza de argumentos tan típica del porno occidental que el hentai me parece denigrante.

¿Por qué no pueden ser historias de personas normales que disfrutan del sexo sano? Incluso el hace S&M es normal, siempre que sea consentido. Pero no, en la mayoría del hentai no es el caso. Algunas cosas llegan a ser tan retorcidas que no entiendo como a alguien le pueden gustar…

Y no me hagan hablar de la famosisima Bible Black. Para mi es basura derivativa, pero muchos fans occidentales hablan de ella con una reverencia casi religiosa. Tiene un buen guion dicen. Claro. Recuerdo con horror las proyecciones de anime de hace unos 15 años atrás en la que lo ponían.

Pero basta de divagar. Otro día profundizaremos en ello. A lo que vamos, Slut Girl, el que en mi opinión es el mejor manga hentai.

Slut Girl o como debería ser la mayoría del hentai

Slut Girl Alpha

¿Que hace tan especial este manga? Que pese al contenido altamente sexual, es una historia divertida… incluso si no tuviera una sola escena de sexo explicito. El atributo fundamental del manga como medio, es su capacidad de contar historias que atrapen nuestra atención, sin importar lo simples que sean.

La de Slut Girl es bastante simple. Nos cuenta las aventuras y desventuras de Sayoko Bizen, la chica fácil titular. Atractiva, cínica, inteligente y completamente desinhibida, esta chica sufre de acoso sexual en el trabajo. Si, suena típico, pero Sayoko no es ninguna victima. Al contrario, se sabe defender muy bien.

Al quedar sin trabajo se ve obligada a trabajar como “masajista” y es así como llega a la casa de Satoru Ichi. Este joven de campo, virgen y recién llegado a la ciudad, cree que Sayoko es una prostituta y al ver que no, termina desconsolado por el dinero perdido.

No obstante Sayoko se apiada de él y decide quitarle la virginidad. Para su sorpresa el tímido Satoru tiene un miembro enorme y ella se lo termina pasando muy bien. Parece que la relación de ambos termina allí, pero al estar en quiebra, Sayoko convence a Satoru de dejarle vivir con él y se aprovecha despiadadamente del dinero del chico.

Aunque el trato tiene sus beneficios…

A lo largo de la historia vemos a Sayoko intentar hacerse rica con diferentes ideas de negocio, al tiempo que vamos conociendo a varias de sus amigas y rivales. El pobre Satoru se ve envuelto en toda clase de líos por culpa de Sayoko, pero su premio es más que compensación suficiente. Terminar teniendo trios y hasta orgías con cada chica que Sayoko le presenta.

Si, suena a fantasía masculina común y corriente. ¿La diferencia? Que nadie está teniendo sexo forzado, que todos están disfrutando de la situación. En especial el “extorsionado” Satoru, pero también todas las chicas.

Además, a pesar de su escasa moral, Sayoko es una buena persona. Incluso termina pagando hasta el último centavo que le sacó a su joven amante mientras vivió con él.

En esta historia no hay victimas. El sexo es algo sano y que se disfruta y en general, Slut Girl es un manga hilarante.

Es imposible no reírse. Las expresiones faciales de Satoru cuando llega al climax son un poema. Además, el particular arte de Isutoshi resulta muy agradable visualmente. Cierto es que no tiene el nivel de un Milo Manara, pero sus chicas son muy atractivas a una manera muy anime. Sus diseños son muy reconocibles y pese a que Sayoko y el resto de las chicas son un poco demasiado exuberantes, no llega a resultar antinatural.

Slut Girl de hecho te deja con ganas de más. Y no tanto por el sexo, sino por saber más de sus entrañables personajes. El cómic original cierra dejándote con una sensación de que falta algo, que luego un extra publicado posteriormente llena a medias. Esa es, quizás, su única debilidad real, que acaba muy pronto. Y sin embargo quizás es parte de su encanto.

En definitiva un recomendado.

Sobre Isutoshi

Isutoshi, inició su carrera haciendo doujinshi. Ya se imaginarán de que tipo. Tras empezar a trabajar en 1994, creó en 1999 esta obra corta de solo seis números. Luego, en 2003, publicó un capitulo adicional titulado Slut Girl +α, que continúa con la historia.

En esa época se había apartado del hentai para publicar Tende Freeze!, serializada y luego compilada en 4 tankoubon. A esa seguiría AIKI (2005), una comedia de artes marciales bastante picante y una serie de trabajos cortos. Su último trabajo es AIKI S (2013), secuela de su obra larga anterior.

Sumario
En el denigrante universo del hentai es poco lo que sirve y entre esos que valen la pena, Slut Girl brilla. Isutoshi no es Milo Manara, pero su arte y guiones dan la talla en esta historia erótica y humorística. Sus personajes son entrañables y sus situaciones hilarantes, incluso si no tuviera escenas de sexo explicito.
85 %
Excelente
Puntuación de Usuarios 0.5 ( 1 votes)
Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Destacadas

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mira esto!

Disney compra a Fox por 52.400 millones de dólares ¿Que significa esta maniobra?

(Madrid, 14 de Diciembre. O’kuroku).- Por un monto que asciende a 52.400 millones de…