Home Manganime Retro Review: Cardcaptor Sakura sobrevive a la prueba del tiempo

Retro Review: Cardcaptor Sakura sobrevive a la prueba del tiempo

21 min read
0
Cardcaptor Sakura

(Madrid, 29 de Mayo. Yakuza Webzine).- Mi primera exposición a Cardcaptor Sakura vino en la televisión abierta venezolana. Era la época en la que el anime abundaba en la pantalla chica. Hoy, muchos años después de verla, le hago un review en condiciones. 

En su momento, al ser parte de una época con tantas opciones, para mi fue una más. Además, no era un anime que me interesara particularmente. “Olía” mucho a Shojo y eso no es lo mio. No obstante, con el pasar de los años y las repeticiones posteriores en Cartoon Network, puede ver completa la que fue una de las series más exitosas de CLAMP.

Aun así, nunca estuvo entre mis favoritas… ni siquiera dentro del trabajo de CLAMP. Ese lugar lo tuvo por años X-1999. Sin embargo, recientemente volví a ver todo el anime junto a una verdadera fan y, ya que estaba, me leí el manga por primera vez.

¿Mi veredicto? Cardcaptor Sakura ha envejecido muy bien y es mucho más de lo que solía pensar de ella. Ahora, que continúa con el Clear Card Arc, es un buen momento para hacerle este review.

¿Una serie para niños?

En apariencia, Cardcaptor Sakura es una serie para niños o preadolescentes. Es la historia de una niña que cursa el cuarto grado y que descubre un misterioso libro en su sótano. Al abrirlo, encuentra unas cartas mágicas dentro y estas se salen de control. El guardián del libro, Keroberos, la elige para recuperarlas y así empiezan sus aventuras. Claro, Sakura no es la única buscándolas y debe competir/colaborar con Syaoran, un niño de Hong Kong descendiente del mago que las creó originalmente.

En esta historia -que parece el típico shojo de magical girls- Sakura es una alegre niña de 10 años que vive con su hermano mayor Touya y su padre, el profesor de arqueología Fujitaka. Su mejor amiga es la adinerada -y francamente stalker- Tomoyo y el amor de su vida es el mejor amigo de su hermano, Yukito.

Sakura equilibra su vida cotidiana y los problemas típicos de su edad con sus aventuras para capturar las cartas y eventualmente hacerlas suyas.

Pero esta serie carece de un villano real. En principio su objetivo es capturar las cartas del Mago Clow Reed  para evitar una gran catástrofe. En la segunda temporada, una reencarnación de Clow genera problemas a su alrededor para obligarla a transformar las cartas. Pero nunca hay una confrontación real.

Durante sus aventuras esta niña descubre lo valerosa y capaz de enfrentar problemas que es realmente. Ayuda a Tomoyo cuando la carta Voz la deja muda, evita que la carta Dulce arruine sus clases de cocina, rescata a su hermano cuando Niebla destruyó el set de su obra escolar y aprende la verdadera naturaleza del amor conforme madura a lo largo de la serie.

Si bien en apariencia es un shojo, comparte muchos elementos con el shonen y su setting la acerca mucho a un kodomo. No obstante, Cardcaptor Sakura explora ciertos temas de una manera más compleja de lo que cabe esperar. Y no hablo solo de la relación entre Touya y Yukito… o el afecto de Tomoyo por Sakura. La serie tiene mucha más tela que cortar.

El elemento esotérico del manga y anime

Este es el primer punto que llama la atención. Cardcaptor Sakura es una serie sobre una magical girl, así que no debería sorprender que se aborden temas esotéricos. Lo que sorprende es hasta que punto el equipo de CLAMP conoce esta materia. Esto no es tan evidente en el anime como puede serlo en el manga. Donde curiosamente la historia se desarrolla peor. O mejor dicho, de forma más escueta.

Este es uno de esos raros casos donde el anime es más largo que el manga y en consecuencia se lleva de una mejor manera el desarrollo de los personajes. Sin embargo, en el anime muchos elementos son eliminados de la historia en favor de simplificarla… para bien y para mal, pero ya hablaremos de eso.

En el lado positivo, las cartas están mejor representadas en el anime, pues en total son 52, el número que integra una baraja de Tarot. Puede que les sorprenda, pero las cartas Clow y las cartas Sakura pueden usarse con ese fin. Se de alguien que las usa para leer la fortuna de una manera muy eficaz. Y no es coincidencia, las CLAMP crearon cartas que son equivalentes, pero dotándoles de su propio espíritu.

En el manga son muchas menos cartas, son solo 19. De hecho, Syaoran no captura ninguna, porque el concepto de que “derrotar” a las cartas te otorga su propiedad no está tan claro. En ese punto el manga fue menos, pero en cambio explica mucho más detalles que lucen como plot holes en el anime.

El manga viene a ser un resumen, pero con mucha más substancia, del anime. Los espectadores del anime puede que no sepan siquiera que Fujitaka, al igual que Eriol, es una reencarnación de Clow. Este tema está muy bien explicado y aplicado en las páginas de la obra de CLAMP.

De hecho, cuando lo piensas con calma, te das cuenta que toda la aventura de Sakura no es más que el plan de Clow Reed para librarse de su carga. A fin de cuentas el poder de Touya y Sakura no es accidental. Son descendientes espirituales de Clow y su existencia misma obedece al plan de este para transferir su poder. Para dejar de saberlo todo.

Es de hecho una historia muy interesante sobre las implicaciones de tener un poder casi absoluto. El rol de Sakura era partir en dos el poder de Clow y para ello tenía que tener habilidad mágica suficiente. Toda su experiencia cazanddo las cartas conduce a ese poder y madurez para ayudar a Clow a romper con su destino.

Esta parte de Cardcaptor Sakura tiene tantas aristas que no me considero lo suficientemente conocedor para abordarlas. De hecho, creo que nuestra experta residente es la más adecuada para hablar en profundidad del lado esotérico de este anime y de seguro lo hará más adelante.

Evaluación del anime

Cardcaptor Sakura Cast

Cardcaptor Sakura es uno de los más cálidos animes que se han hecho jamas. Es una historia que presenta los dramas típicos de la adolescencia, desde la visión de la que aun es una niña inocente. Y pese a ello muy madura para su edad.

Es una historia donde la esperanza tiene un rol protagónico, porque para Sakura, todo, siempre, estará bien al final. Con ese mantra enfrenta la vida y la serie resalta la fuerza de ese “hechizo”.

La motivación de Sakura no es derrotar a un terrible mal, sino corregir su propio error al liberar las cartas. Es su cruzada para asumir su responsabilidad y eventualmente hacerse amiga de estas cartas mágicas, que pese a la especificidad de su rol y poder, tienen más personalidad de la que aparentan.

Un caso aparte el de Espejo, ya que hablamos de complejidad y humanidad.

La fuerza de esta serie subyace en lo bien escrita que está. En lo creíbles que son sus personajes y las circunstancias que viven. Todo ello pese al elemento mágico.

Tantos tiempo después de haberla visto por primera vez y casi 20 años después de su emisión (21 desde que inició el manga), aun luce relevante. Y no solo relevante sino de una calidad técnica envidiable. Su paleta de colores es menos brillante que la norma actual y en consecuencia luce más natural, más cálida. Su animación tiene una fluidez que impresiona considerando su antigüedad.

Esta producción de Madhouse, como buena parte de su trabajo, brilla por su cinematografía, la creatividad detrás de sus escenas de acción, la calidad de sus fondos y su música. Eso, sumado a personajes interesantes y una narrativa bien pensada, la hacen un clásico disfrutable incluso décadas más tarde.

Sin embargo, no todo es color de rosas…

Lo cuestionable de Cardcaptor Sakura

Terada y Rika Cardcaptor Sakura
De pureza nada, esto es pedofilia

No, no voy a hablar del evidente amor de Tomoyo por Sakura que trasciende la simple amistad… incluso si ella no pretende imponer su afecto a Sakura. No voy a hablar de la evidente relación amorosa entre Touya y Yukito. Estamos en el siglo XXI señores, ser gay no es cosa del demonio. O bisexual, como parece ser el caso de Touya.

Aunque me parece un poco fuerte el hecho de que la familia materna de Sakura deba hacer tantas maromas para poder tener contacto con la niña, tampoco voy a hablar de eso. Ni hablaré de la mitomania hilarante de Yamazaki, ni de los terribles (pero graciosos) hábitos alimenticios de Keroberos. Tampoco me referiré a la actitud pasivo-agresiva de Yue.

Lo más cuestionable de esta obra de CLAMP -y que por suerte permanece casi del todo oculto en el anime- es el tema de las relaciones entre personajes de edades muy distintas.

No soy ningún santo, yo también he salido con chicas 10 años menores que yo, pero ciertas cosas tienen limites. La relación entre Nadeshiko y Fujikata es cuestionable, más que por la diferencia de edad, por la relación profesor/alumno. Lo mismo ocurre con la relación Touya/Kaho. Y ni hablemos de Eriol/Kaho, pero esa tiene justificaciones mágicas. Pero en esos casos, aunque la diferencia de edad es grande, no es tanto como para hacer saltar las alarmas.

Donde las alarmas se salen de control como si estuvieran robando el banco es en la relación entre Rika Sasaki y el profesor Yoshiyuki Terada. Aclaro, este problema es solo del manga.

En el anime, Rika está enamorada de su profesor, pero eso no es tan raro. Que niños tengan enamoramientos inofensivos con sus profesores puede pasar. Pero en el manga el asunto es distinto.

No importan las circunstancias personales de las autoras (en este caso una sola de ellas). Esa relación está mal. Muy mal. Si, es presentada de una manera “pura”, pero el hecho de que Terada responda a ella así sea de manera inocente es como para llamar a la policía para que le meta preso.

¿Una niña de 10 años y un tipo de 30 o más? No CLAMP, no. No hay manera de justificar eso. No “todo” estará bien, por más que lo diga Sakura. Es el único punto horrendo de la que, de otro modo, es una serie excelente para ver en familia. Menos mal que en el anime no introdujeron los elementos horrendos de esa relación, de otro modo nunca la vería con mis futuros hijos.

Como no es el caso, Cardcaptor Sakura es ideal para toda la familia. Y tantos años después, sigue siendo excelente. ¿No la has visto? No se que rayos esperas.

Por Amilcar Trejo Mosquera (@senseiagot)
Imágenes:
CLAMP/Madhouse

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Manganime

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mira esto!

A propósito de Blade Runner 2049: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

(Madrid, 17 de Octubre. O’kuroku).- En mi adolescencia leí por primera vez ¿Sueñan los and…