(Santiago, 14 de septiembre, Okuroku).- Aunque hubo cambios muy acertados en la adaptación de It (2017), otras decisiones indudablemente desagradarán a los fanáticos del libro o la película original. Solo puedo decir que un 60% fue excelente y un 40% fue terrible.

El remake de IT está dirigida por el argentino Andrés Muschietti y protagonizada por Bill Skarsgård como el Payaso Pennywise. Mientras tanto la pandilla de Los Perdedores incluye las actuaciones de Finn Wolfhard (famoso por su participación en Stranger Things), Sophia Lillis y Jaeden Lieberher.

La nueva estética del terror

Pennywise ataca a Los Perdedores.
Tomen un momento para apreciar como Richie trata de tranquilizar a Eddie cuando están a punto de ser atacados por un payaso asesino.

Para empezar debería resaltar el enorme cambio en la estética. Aunque podría haberse valido de la renovada nostalgia por los 80’s y 90’s, la cinematografía refríe pocos planos y tonos característicos de esta época, proporcionando un film que se siente fresco a pesar de ya ser tan conocida su historia.

La paleta de colores es bastante fría, pero no necesariamente tiene el tono azulado/gris cliché de la mayoría de las películas de terror. La sensibilidad con que se acerca a los jóvenes héroes deja una sensación de calidez al terminarla.

Mi única objeción es  el extreme make over que sufrió el Payaso Pennywise y tanto CGI. En mi opinión, gran parte de lo que hacía tan temible a este monstruo es lo corriente que era a simple vista. La contraposición de lo ordinario con lo retorcido fomentaba el rechazo al verlo en pantalla.

Es fácil llamar Eso a este nuevo adversario, pero también le resta bastante interés, carisma y originalidad. De todas formas es imposible que se superase la actuación de Tim Curry quien podía ofrecer globos de una forma amenazante.

El nuevo look de Pennywise

Pennywise

Siempre he sido muy partidaria de que las películas, por encima de todo, deben verse bien. En este aspecto la cinta gana bastantes puntos, pero se queda corto en lo que era el corazón de la historia. Y es que el verdadero encanto de It (1990) está en la forma que muestra los temores infantiles y la manera en que somos marcados de por vida por estos mismos.

Al tomar a Pennywise y creepyficarlo solo tergiversas el verdadero horror del monstruo. El miedo es algo irracional y al mismo tiempo lógico. Puede que las personas brinquen por los jump scares, pero esto es solo gracias a la magia del sonido.

La novela o la película de 1990 puede representar muchas cosas: el miedo a la sexualidad, a lo desconocido, a la adultez o a la muerte. El It de 2017 es solo un payaso mutante asesino.

Personajes con personalidad

El Club de los Perdedores
Los actores más jóvenes dieron una muestra enorme de talento.

El mejor de todos los cambios a la historia fue el haberse enfocado exclusivamente en la aventura de Los Perdedores como niños. Gracias a esto se pudo expandir un poco en cada personaje, varios de los cuales eran solamente clichés.

Ayudó mucho el hecho de que todos los actores son absurdamente talentosos. Finn Wolfhard es especialmente encantador como Richie, el bromista de la pandilla. Sus escenas equilibraron perfectamente la tensión y mostró otro lado del joven actor.

Una de las cosas que me resultó divertida es lo políticamente correcto que se ve en cierta forma la composición del grupo. Está la chica, al afroamericano, al gordito, chicos judíos y (esto lo pelearé hasta la muerte) se insinúa que Eddie Kaspbrak es gay.

Si tomamos en cuenta que It (2017) está basado en un libro de 1986, es obvio que algo de representación igualitaria no es un invento postmoderno.

El caso de Beverly

Beverly flotando en la guarida de IT.
¿La damisela en peligro número 543 en lo que va de año?

Sin embargo, la sexualización y simplificación que se hace a Beverly Marsh arruinó bastantes momentos. Hablamos de una niña que en la historia debería tener 12/13 años y entre sus escenas principales están andar en ropa interior, coquetear con un farmacéutico pedófilo y ser raptada por Eso.

Pasó de ser la persona en la primera línea de combate contra un monstruo de otro universo a ser la damisela en peligro. Si una película de los 90’s pudo darme una versión más feminista entonces no hay excusa.

Todos los momentos en los que muestra valentía, fuerza e independencia se ven anulados si la vuelven a reducir a un plot device. Además que es de muy mal gusto hacer una escena en ropa interior y cámara lenta con una menor de edad.

Los easter eggs de Pennywise

Pennywise en un dibujo en la pared.
Mira más de cerca y verás que Pennywise siempre está al acecho.

Como fan de esta historia fue genial notar pequeñas detalles que no significarán nada para la mayoría. Entre ellas está la manera en que muestran el control de Eso sobre la ciudad de Derry. La mayoría de los televisores pasan un programa donde consistentemente hablan de un payaso e invitan a los niños a jugar en los desagües.

Otro detalle es cuando Bill entra al cuarto de su hermanito George y recoge una tortuga hecha de LEGO. En el  macrocosmos de Stephen King, el enemigo de It es la Tortuga Mataurin, un ser antiguo que utiliza su poder para ayudar a Los Perdedores.

Sin lugar a dudas, It (2017) dará mucho de qué hablar entre los espectadores casuales y los círculos de fanáticos. ¿Ya fuiste a ver la película? ¿La amaste completamente o eres como yo y amas criticarla? ¡Cuéntame en los comentarios!

Sumario
IT (2007) es una película sumamente bien hecha y entretenida pero que carece de la complejidad de la novela en que está basada.
80 %
Buen film
Puntuación de Usuarios 2.35 ( 1 votes)
Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Ana Paula Araya
Cargar más en Cine Americano

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mira esto!

Top 10: El maratón de películas que debes hacer este Día de las Madres

(Puerto Ordaz, 13 de Mayo. Yakuza Webzine).- Entre flores, chocolates, almuerzos y cartas,…