Home Destacadas Final Fantasy XIV: Dad of Light, una historia de amor fraternal

Final Fantasy XIV: Dad of Light, una historia de amor fraternal

9 min read
0
Dad of Light

(Madrid, 2 de Septiembre. O’kuroku).- Inspirada en una historia real, Final Fantasy XIV: Dad of Light, es una oda al poder del amor… y de los videojuegos. Esta coproducción de Netflix es una opción fresca y con un mensaje enternecedor que vale la pena ver. 

Este dorama se estrenó en Japón el pasado 16 de abril, producido por Square Enix junto a Oricon, MBS, TBS y Netflix. El servicio de streaming tuvo el estreno mundial de esta breve serie de televisión este 1 de Septiembre y hoy, de una sola sentada lo vimos.

Dirigido por Teruo Noguchi Y Kiyoshi Yamamoto, Final Fantasy XIV: Dad of Light, es el primer audiovisual de acción real inspirado en la franquicia de Square Enix. Y en este caso también en la vida real.

Con un guion de Kota Fukihara, Final Fantasy XIV: Hikari no Otōsan, nace en base al blog de un jugador que narró como su padre, que pasaba de los 60 años, se unió al juego y como entabló amistad con él. Allí, en el mundo virtual, y de una forma que no había sido capaz en la realidad.

Su experiencia se convirtió en esta serie que es una carta de amor a la franquicia en la celebración de sus 30 años.

Un argumento simple, pero efectivo

La historia es simple, Akio Inaba (Yudai Chiba) es un joven en sus veintitantos que un día recibe una llamada sorpresa de su madre. Su padre, el típico asalariado japonés, ha dejado su trabajo repentinamente.

Trás casí 40 años de trabajo, Hirotaro Inaba (Ren Osugi) sorprende así a su esposa Kimiko (Mako Ishino) y su hijo. Sin ninguna advertencia ni explicación. Y esto a pesar de estar a un paso de ser presidente de su compañía.

Akio está sorprendido y quiere una explicación, pero como su relación con su padre se ha vuelto distante con los años, no sabe que hacer. Entonces recuerda que de niño uno de sus mejores recuerdos con su padre fue cuando jugaron juntos al Final Fantasy III.

Así, junto a los amigos de su Party en el MMORPG, se le ocurre reintroducir a su padre al juego y hacer amistad con él dentro, sin revelar su identidad.

Acto seguido le compra una PlayStation 4 y el juego, diciéndole que lo pruebe. A partir de allí comienzan a vivir aventuras juntos. Esto les ayudará a ambos no solo a derrotar a los enemigos del juego, sino las dificultades de la vida real.

En solo siete episodios se cierra esta historia simple, que tiene un elemento altamente previsible. Sin embargo es subvertido al final, para beneficio de la premisa. Un cierre típico de muchas de estas historias japonesas, habría sido un demérito.

Final Fantasy XIV: Dad of Light cuenta con un episodio adicional, que sirve como resumen y como presentación de otros de los personajes de la historia. Tampoco tiene desperdicio.

Entre la realidad y la fantasía

Dad of Light

La serie es narrada entre escenas de acción real y escenas en el mundo de Final Fantasy, creadas usando el motor del título de Square Enix. El resultado es natural, pese a que en primera instancia pueda parecer una idea peregrina. Para quienes no son seguidores habituales de las producciones niponas, las actuaciones de algunos actores, en especial secundarios, pueden parecer sobreactuadas.

Pero el dúo protagonista ofrece actuaciones muy creíbles, desde el punto de vista japonés, claro. La dirección de Dad of Light es competente. No tiene momentos de particular brillo, pero tampoco tiene fallos de consideración. La edición le da cierto dinamismo, en especial a la hora de trazar paralelos entre la acción en el juego y lo que ocurre en la realidad.

Pero sin duda la fortaleza de este dorama está en su guion. Si, es una historia sin grandes ambiciones, pero que consigue involucrar al espectador rapidamente. Es facil identificarse con los personajes. Si bien en occidente las relaciones entre padres e hijos no son tan distantes como ser incapaz de hablar, esas barreras son muy reales. Además, la necesidad de conseguir algo que compartir con nuestros padres es un anhelo de todo hijo. Es imposible no envidiar por momentos como Akio consigue que Hirotaro se involucre en algo que él también ama, al punto de considerarlo un adicto.

Y esa adicción compartida lleva a generar momentos realmente hilarantes. Pero también a crear una relación de camaradería y confianza que sería ideal en la vida real. 

Dad of Light logra su cometido con un sobresaliente. Despierta ese deseo por darle un abrazo a tu viejo y además, por encender la PC o la consola y saltar al mundo de un MMORPG a vivir una aventura junto a tus amigos. Es un dorama que te dejará con una sonrisa en el rostro y que verás completo en poco más de 3 horas.

Recomendado.

Fotos: Modelpress

Sumario
Un drama simple, sin mayores aspiraciones pero con una premisa atractiva ¿Como te acercas a tu padre con el que no hablas? Jugando videojuegos. Nuevo en Netflix, Dad of Light es una oda al amor fraternal y a Final Fantasy.
90 %
Totalmente recomendada
Puntuación de Usuarios 3.18 ( 2 votes)
Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Destacadas

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mira esto!

NEO YOKIO, un aborto de “anime” de Netflix que no debió ver la luz del sol

(Madrid, 22 de Septiembre. O’kuroku).- Hoy se estrenó en Netflix el nuevo proyecto p…