Home Manganime Anime Atom: The Beginning se queda allí, en el principio

Atom: The Beginning se queda allí, en el principio

10 min read
0
Atom: The Beginning

(Madrid, 11 de Septiembre. O’kuroku).- Como un fan de Osamu Tezuka, no podía dejar de ver Atom: The Beginning. Este anime es una precuela moderna de la historia del robot más poderoso, Tetsuwan Atom o Astroboy.

¿Pero es el poder lo que importa? Atom: The Beginning es una adaptación del manga del mismo nombre, de Tetsuro Kasahara junto a Makoto Tezuka y Masami Yuki.

Esta nueva recreación del origen de Tetsuwan Atom o Astroboy, nos lleva muchos años más atrás, cuando Umataro Tenma y Hiroshi Ochanomizu eran estudiantes universitarios. Si, esto es antes de que Tenma creara el robot definitivo para servir de sustituto a su hijo fallecido, Tobio y luego le desechará por ser solo un robot.

En este punto de la historia, Tenma y Ochanomizu son amigos y trabajan en el Laboratorio 7 de la Universidad de Nerima. Tenma quiere crear un robot con el poder de un Dios y capacidad de pensar por sí mismo. Ochanomizu desea crear un robot con consciencia y por ende con sentimientos, un verdadero amigo.

Si bien sus enfoques son totalmente diferentes, ambos buscan lo mismo, crear un robot capaz de pensar y sentir por sí mismo. Esta adaptación, si bien está hecha con cariño, tiene deficiencias que le impiden alcanzar su potencial.

Un anime que cierra justo cuando empieza

Atom: The Beginning salió a la luz en la primavera de este año. Entre muchas series más mediáticas, pasó por debajo de la mesa. Eso pese a estar inspirado en una franquicia de gran reconocimiento y estar dirigida por talentos como Katsuyuki Motohiro y Tatsuo Satō. Jun’ichi Fujisaku fue el encargado de adaptar el guión y Noriyuki Asakura estuvo a cargo de la música.

Atom The Beginning fue una coproducción de los estudios OLM, Inc., Production I.G y Signal.MD, pero tuvo un problema. Al contar con solo 12 episodios, el anime queda en un punto que no puede catalogarse de otra cosa que de inicio. Su final es anticlimático y deja la puerta abierta al verdadero centro de la historia.

En lugar de centrarse en el arco principal de A106, el sexto robot de la serie A10 que funciona con el Sistema Bewusstsein, el show se desvía para presentarnos toda clase de historias cotidianas. Lo que no puede ser definido como otra cosa que filler, intenta que establezcamos un vinculo con el robot, menospreciando la capacidad del manga original de hacer exactamente lo mismo sin modificaciones.

La pretensión evidente era que el anime cerrase en un climax, con la participación de A106 en las Robobatallas, pero para lograrlo tuvieron que recurrir al filler. Eso pese a contar con 6 volumenes a la fecha de manga publicado. En consecuencia se siente como si la obra estuviese siendo intencionalmente alargada, aun a costa del peso dramatico.

Hay una desconexión entre los temas más profundos sobre la ética de los robots y la vida cotidiana de los personajes de la serie. Estos añadidos se sienten como peso extra, lo cual es penoso en una serie tan breve. Hay altibajos evidentes en el guion y en consecuencia Umataro y Hiroshi tienen un menor desarrollo. No llegamos a ver dentro de su psique más allá de la sensibilidad edulcorada de Hiroshi y el exceso de bravatas de Umataro. Sin embargo, nos provee de un vistazo a la mentalidad de cada hombre que nos deja claro hacia donde se dirigen sus arcos argumentales respectivos.

En cuanto a la animación, tiene momentos de un altísimo nivel y de uso del CG, que se mezcla a la perfección con la animación 2D. No obstante, la mayor parte del tiempo la animación abusa al economizar. Es una pena, porque el estilo del arte es muy distintivo, como una evolución del estilo de Tezuka mucho más fácil de disfrutar en tiempos modernos.

Pese a ello, la serie no deja de ser muy disfrutable, con momentos de genuina emoción.

Es difícil no simpatizar con A106 y su melancolía tan poco propia de un simple robot. El amor que Ran siente por A106 también es enternecedor y es evidente que, a su modo, el robot comparte esos sentimientos por la niña. Es una representación del rol que tenía Uran como hermana de Astroboy. Es una pena que el anime concluya antes de revelar un poco más de los secretos de su mundo y sin dejarnos ver más de las posibilidades de A106.

Se intuye que el robot evolucionará a un ritmo que incluso sus creadores no podían prever. No obstante, la serie llega a un final abrupto, antes de que podamos ver qué ocurre. O responder los muchos misterios que se plantean alrededor de personajes como la Dra. Lolo o la catástrofe que afectó a Japón.

Pero es el problema del formato de 12 episodios. Sin garantías de continuación, la obra pierde enteros y no nos queda de otra que ir a por el manga para seguir el argumento. Por esa condición de anime incompleto, es que Atom: The Begining, no recibe más que un 7 en mi libro. Es una pena, tenía mucho más para dar.

¿Quieres ver Atom: The Beginning?

Un detalle, si desean ver esta serie de manera oficial. El simulcast está disponible de manera gratuita en Youtube. Selecta Vision puso la serie subtitulada a disposición de todo el que tenga interés de verla. Acá les dejamos el primer episodio.

Imágenes: Web Oficial

Sumario
Atom: The Beginning tiene mucho potencial y por momentos lo alcanza. Sin embargo, es propensa a altibajos y a contener demasiado filler para su breve longitud que apenas araña la superficie de la historia.
70 %
Buen Anime
Puntuación de Usuarios 0 ¡Se el primero!
Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Anime

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mira esto!

NEO YOKIO, un aborto de “anime” de Netflix que no debió ver la luz del sol

(Madrid, 22 de Septiembre. O’kuroku).- Hoy se estrenó en Netflix el nuevo proyecto p…