Home Columnas Descifrando Japón 5 Cosas buenas de trabajar en Japón

5 Cosas buenas de trabajar en Japón

10 min read
0
trabajar en Japón

(Madrid, 13 de junio. Yakuza Webzine).- Si estás pensando irte a trabajar a Japón debes conocer lo que te espera. Hoy hablaremos de las cosas buenas de trabajar en Japón.

Si es cierto que trabajar en Japón tiene su lado bueno y su lado malo, hoy nos vamos a centrar en las cosas buenas.

De Japón todos conocemos los términos “Karoshi” (o morir por exceso de trabajo), las horas extra (que allí son interminables), o la discriminación a la mujer en general. ¿Pero qué hay de todas las cosas buenas que puedes esperar?

1.- Seguro Sanitario

Si eres español, esto lo darás por hecho. Sin embargo, si vas a Japón y eres de un país en el que no existe un sistema de salud nacional, Japón es una bendición. Las empresas garantizan a sus empleados asistencia sanitaria que variará de total, a parcial dependiendo de la cobertura que cada una tenga contratada.

Además, todas las empresas ofrecen a sus empleados un chequeo médico completo una vez al año, lo cual previene de problemas mayores.

2.- Bono de Transporte

Yo soy Española, y en mi contrato madrileño, mi compañía (japonesa por cierto), me pone un plus para que pueda pagarme el transporte que me trae y me devuelve todos los días. Sin embargo, eso no es muy común en muchos países… Japón sin embargo, ofrece la posibilidad de un descuento (o gratuidad dependiendo del caso), en tu desplazamiento hasta la oficina. Te darán un pase que se llama “Teiki” que será válido para todas las estaciones que te lleven de casa al trabajo. ¿Y por qué menciono “para todas las estaciones”?

Os pondré un ejemplo. Si por ejemplo trabajas en Shibuya y vives en Chuo-rinkan, puedes adquirir un pase que te cubra todo el trayecto (es decir, toda la linea Denentoshi line). Es decir, si un día por lo que sea quieres ir (sin tener que trabajar) a Tama Plaza (que está a unas cuantas paradas antes de Shibuya), puedes hacerlo con tu pase, porque ese pase te cubre todo.

3.- Seguridad laboral

Aunque ésto es sólo aplicable a los trabajadores a tiempo completo, en general, es muy difícil que te vayan a despedir de una empresa japonesa. Aún si tu rendimiento baja por cualquier razón. En Japón, la seguridad laboral es muy importante, y las compañías harán todo lo posible por mantener a sus empleados incluso en tiempos de crisis.

De hecho, en tiempos difíciles, las compañías lo que harán será parar la contratación por completo (así falten empleados) en vez de despedir a alguien. (Mi empresa es un claro ejemplo de ello).
Aunque esto tiene sus lado malo, los japoneses sienten así menos presión a la hora de cometer errores. Por lo que, aunque tengan estrés por otros motivos, al menos no será porque puedan ver su trabajo amenazado.

4.- Maestros en el trato al cliente

La primera vez que fui a Japón, me preguntaban sin parar si sentía “el típico Culture Shock”. Yo respondía que no sabía qué era eso, y que en lo absoluto. En Japón uno se siente como en casa (o mejor). No hay tienda en la que te atiendan sin una sonrisa. No hay lugar en el que no te traten de la mejor manera posible. En Japón se respeta mucho el trabajo de cada uno y se respeta más al cliente. Respetar el trabajo de cada uno pasa por tratar todos los artículos con cuidado (artículos que han sido hechos por alguien), y termina con darle al cliente el artículo respetando y agradeciendo su compra y/o su visita.
Como trabajador, esto motiva. Motiva porque tu trabajo está siendo valorado en toda la cadena. Alegra al cliente porque se siente especial. Y así motiva a todo el mundo a dar lo mejor de sí. Y para mi, eso es un pro.

No es como cuando en España vas al supermercado y te lanzan las cosas a la cara sin reparar en ti o en los artículos que compras. En Japón, no sólo no te tratan a patadas o te dan contestaciones irrespetuosas en las tiendas. En Japón te saludan nada más entrar con energía, meten tus cosas en las bolsas con un cuidado impresionante, y te despiden con la mejor de sus sonrisas.

5. Impuestos

Seamos sinceros. Oír o leer que tienes que hacer la declaración de la Renta (o de impuestos) es un dolor. En Japón sin embargo, es tu propia empresa la que se encarga de tus impuestos.
Si bien es cierto que haciéndola tú mismo puedes ahorrar algo de dinero. La verdad es que los que no somos Bill Gates y no tenemos pérdidas de miles de Euros, nos viene bien que alguien nos arregle ese tipo de cosas.

Y estos son una imagen muy sesgada de las cosas buenas que tiene el trabajar para empresas Japonesas. Por supuesto son muchas más que me gustaría que pusiéseis en los comentarios. También si tenéis otra lista o hay algo que cambiaríais de ésta, también ponerlo en los comentarios. ¡Aprendamos los unos de los otros!

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Maho C
Cargar más en Descifrando Japón

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mira esto!

El Anime de Card Captor Sakura ya tiene Web

(Madrid, 20 de septiembre. Okuroku).- NHK saca de manera oficial la web del nuevo anime de…