Home TV Series de TV Doce razones por las que 13 Reasons Why apesta y una por la que es maravillosa

Doce razones por las que 13 Reasons Why apesta y una por la que es maravillosa

22 min read
5

(Puerto Ordaz, 8 de Mayo. Yakuza Webzine).- No hay nada peor que odiar la cosa más popular del momento. Excepto cuando te gusta mucho criticar y analizar los errores de los demás, que es precisamente lo que haré con 13 Reasons Why. Advierto que hay spoilers.

Pero antes de empezar… ya se confirmó que habrá una segunda temporada de esta serie. Lo anunció Selena Gómez, productora de la serie, con un vídeo en su cuenta en Instagram, que ya está en Youtube.

Y ahora si, vamos con las razones.

  1. ¿Qué adolescente utiliza casettes?

Desde el momento en que empecé a ver la serie esto me molestó tanto. Por un lado entiendo que es solo un recurso narrativo y una manera de darle mayor presencia al personaje de Hannah y que ella misma deseaba que escuchar sus razones requiriese algo de esfuerzo.

Pero igual es tan absurdamente pretencioso hacer escuchar a un montón de gente un poco de casettes. Imaginen que les hubiese mandado unos VHS o unos Betamax. Totalmente estúpido.

  1. Los diálogos

No sé de dónde sacaron los escritores de 13 Reasons Why que los adolescentes hablan así. Yo fui una adolescente engreída y que se creía más inteligente que los demás y ni yo hacía chistes como los que hacían Jessica y Hannah entre ellas.

Ni siquiera en mis momentos de mayor emocionalidad jamás dije cosas tan dramáticas como las que dijeron, bueno, cualquiera de los personajes de la serie. Los diálogos parecían sacados de una temporada de Clase 406 o Rebelde.

  1. La actuación

Exceptuando unos cuantos casos como el de Katherine Langford (Hannah), Kate Walsh (la Sra. Baker) y Brandon Flynn (Justin) todos los actores me parecieron terribles. Mirar la cara de Dylan Minnette (Clay) que parece dotado de dos expresiones fue una tortura que soporté con esfuerzo. Supongo que es difícil esperar que haya una actuación magnífica si el guion es tan malo, pero cuando aparecen tantos personajes en tan pocos episodios uno esperaría actuaciones al menos decentes.

  1. Los adultos haciendo papeles de adolescentes

¿Soy la única que sentía que ninguno de los chicos parecía remotamente de la edad que decían tener? ¿Soy la única que ya está fastidiada de ver gente de más de 20 años hacer personajes de 16, 17 y 18 años? Ok, admito que esto puede ser algo que solamente me desagrade a mí. Aunque si me ponen a un tipo que obviamente tiene 26 años y me dicen que tiene 17, lamento decirles que mi incredulidad dará paso a la negatividad.

  1. La maldición millenial de las referencias a la cultura pop

Ahora los creadores de series piensan que incluir un par de diálogos mencionando cualquier artista o película popular les da una especie de credencial como una serie “moderna”. Si se hace bien, puedes lograr algo como las dos primeras temporadas de Orange Is The New Black (OITNB). Por otro lado, si lo haces mal tienes el desastre que fue la última temporada de OITNB.

Además, la cantidad de veces que llaman a Clay “nerd” por gustarle algo ultra popular como El Señor de los Anillos o Star Wars es absurda. Deberíamos empezar una campaña para que los productores de televisión entiendan que ninguna de esas cosas te hacen nerd hoy en día. Hasta las personas más fresas y alejadas de lo friki han visto Harry Potter, Star Trek o algo de Marvel. Es hora de superarlo.

  1. Sus protagonistas son desagradables

13 Reasons Why

Dice mucho de la popularidad que ha alcanzado 13 Reasons Why que me da algo de miedo decir esto. Pero yo jamás hubiese sido amiga de alguien como Hannah Baker o Clay Jensen. Son los personajes más insoportables que he visto en mucho tiempo. Supongo que es normal que todos sean más o menos desagradables porque los adolescentes son así.

Sin embargo me cuesta entender como nadie ve lo genuinamente repelente que es la personalidad de Hannah. Cuando se le acercan pretende ser más confiada y fuerte de lo que realmente es. Siempre que habla con Clay lo menoscaba de alguna manera. El simple hecho de hacer las cintas me hacen verla como una niña egocéntrica. Definitivamente no merecía nada de lo que le pasó en la historia, pero si conociera a alguien como ella en la vida real me caería totalmente mal.

Por otro lado, Clay básicamente no tiene una personalidad real o un objetivo aparte de estar enamorado de Hannah y ser una preevolución del Tom Hansen de (500) Days of Summer. Es básicamente el tipo de personaje que odio.

  1. ¿Por qué todos los chicos están enamorados de Hannah?

Esta razón se deriva de la anterior. Entiendo que es bonita y que muchos se sienten interesados por la promesa de que es “fácil”. Pero me pareció totalmente forzado hacer que prácticamente todos los personajes masculinos estuviesen semi obsesionados con ella porque simplemente era alguien demasiado antipática.

Mientras se porta sumamente dulce con las chicas, su manera de ser con todos los chicos es súper pasivo-agresiva y su estilo de flirteo es manipulador y siempre con el objetivo de quedar en una posición donde no se adivina perfectamente si está interesada o no. Soy feminista, pero detesto ese tipo de chicas y no hay nada más Mary Sue que una tipa que todos los hombres aman sin razón aparente.

  1. Sus antagonistas son clichés

Si a los primeros cinco minutos de ver a Bryce no te diste cuenta que iba a violar a alguien, entonces eres lento o no estás muy familiarizado con los medios estadounidenses. Es un villano de cajita. El deportista imbécil de familia adinerada que consigue drogas para sus amigos y es un idiota con las chicas, pero por una razón que nadie entiende es la persona más popular de la escuela. Si eso no grita violador, entonces debo tragarme todas las temporadas de Glee, Gossip Girl, 90210 y Degrassi que he visto.

Sinceramente me hubiese parecido más interesante que Clay fuese el violador. Por varios episodios creí que ese sería el gran plot twist de la serie. Hasta tendría un valor narrativo más interesante a un nivel social porque demuestra cómo no todas las personas son lo que parecen y que muchos violadores no están siquiera conscientes de lo que hicieron. Eso último se trató de hacer con Bryce, pero no siento que funcione porque era muy obvio que era malvado.

Los demás antagonistas no tienen suficiente carisma o el contexto de sus acciones no son suficientemente malas para darle ese algo más a la serie. Justin estaba manipulado por Bryce debido a su situación familiar y económica. Courtney temía ser una decepción para su familia. Tyler tenía problemas psicológicos debido al bullying. Jessica solo se peleó con una amiga por una idiotez. Ryan publicó un poema.

Siempre diré que una historia es tan fuerte como su antagonista y esta serie no tiene un solo antagonista decente.

  1. Incoherencia en la trama y personaje

Hay varias incoherencias en la serie y la principal es que Justin, Courtney y Marcus pasaran las cintas. Estos tres personajes son los más agresivos y competentes en su intento de ocultar la historia de Hannah. Es absurdo que ellos esperaran que Clay escuchara todo y empezara a reaccionar para ellos actuar. Siguiendo las personalidades mostradas en la serie, al momento en que oyeran las cintas hubiesen hecho lo necesario para que nadie más las escuchara.

Por otro lado, me pareció tan absurdo que Hannah se quedara en la fiesta de Bryce. Porque cuando ves que violan a una chica lo primero que debes hacer es ir a bañarte en el jacuzzi del culpable. No explicaron el razonamiento de su decisión, no tenía sentido y fue solamente una manera de hacer que fuese víctima de abuso sexual para así justificar mejor su suicidio. Lo cual me lleva a la próxima razón.

  1. Su manejo del suicidio

Con esta razón no quiero extenderme demasiado porque tengo preparado un post aparte, pero hay una romantización de la idea del suicidio y al mismo tiempo se pinta de una forma desagradable a las personas que lo cometen.

Durante toda la serie las cintas de Hannah muestran un enorme rencor y son una especie de dedo que apunta culpando a cada uno. Cada episodio es una nueva manera de decir “todo es tu culpa”. Esto se fuerza al punto en que se siente que Hannah se suicidó solamente para poder hacer sentir culpables a todas las personas que le hicieron daño. En el mejor de los casos es una manera problemática de mostrar el suicidio.

  1. Las personas no son responsables de tu salud mental

Después que se lanzara la serie vi a tantas personas hablar sobre como ahora habían aprendido que deben ser buenas con los demás porque no se sabe por lo que están pasando. Esto me demostró la cantidad de sociópatas que hay a mi alrededor porque si necesitas una serie para darte cuenta de eso, creo que tienes serios problemas de empatía.

Sin embargo hay esta creencia de que las personas en las cintas de Hannah son responsables de lo que le pasó. Y la realidad es que si bien todos estaríamos mejor si los humanos dejaran de violar, publicar fotos vergonzosas o esparcir rumores crueles, una persona puede terminar en el piso sin necesidad de estas cosas.

Yo he luchado contra la ansiedad, depresión y estrés toda mi vida. En ningún segundo en el que estoy sana pensaría en echarle la culpa a los demás de mi estado mental. 13 Reasons Why promueve demasiado la idea de ser responsables por las acciones de los demás y es algo que me parece hasta peligroso.

  1. El final es predecible

Tal vez para la mayoría la serie fue intrigante, diferente y sorpresiva. Para mí fue una serie de clichés y el final me pareció tan obvio que hasta lo sentí como un insulto a mi inteligencia. Bryce violando a dos chicas. Clay entregando las cintas al consejero de la escuela. El “grupito de los buenos” manejando hasta el amanecer después de hacer lo correcto. Me hizo voltear tanto los ojos que me dolió la cabeza.

Sin embargo el cliffhanger del disparo de Alex me pareció algo prometedor. Significa que 13 Reasons Why intentará mostrar los distintos resultados del acoso escolar. Es decir, ya vimos que la gente se puede suicidar y ahora veremos que la gente se puede volver loca y empezar a disparar a sus compañeros, con Tyler lanzándose una de Columbine.

Después de esta tormenta de arena y odio se preguntarán qué es lo que amé de la serie y por qué. ¿Qué pudo llegar a los estándares de esta tipa fastidiosa y sin corazón? La respuesta es muy simple, mis queridos lectores:

  1. Tony Padilla

No tengo palabras para explicar mi amor por este latino gay de ojos de vaca. Parece salido directamente de la película Cry Baby y es básicamente la única persona decente en toda la serie. Sin embargo, su personaje logra mostrar tantos aspectos humanos que no queda empaquetado como “el bueno”; siente culpa, rabia, miedo y muestra un sentido del deber que es conmovedor. Tony hizo que valieran la pena las horas viendo esta estúpida serie.

Por Ana Araya
Fotos:
Netflix

 

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Ana Paula Araya
Cargar más en Series de TV

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (5)

5 Comentarios

  1. Jessica

    Mayo 8, 2017 at 1:17 pm

    No hay una sola gota de objetividad en este artículo, y sí, puedes haber sido una adolescente, pero creo que hoy en día no conoces ni interactúas con ninguno, mucho menos con personas con depresión y/o tendencias suicidas. Como docente que trabaja precisamente con el rango etáreo mostrado en la serie te puedo decir sin lugar a dudas que esta serie refleja perfectamente los conflictos emocionales de una adolescente deprimida. Creo que o no entendiste para nada la serie, o no eres el target para este tema, o escribiste un artículo únicamente con el objeto de polemizar.

    Reply

    • Amilcar Trejo Mosquera

      Mayo 9, 2017 at 4:30 am

      A mi me gustó la serie, pero hay que hacer demasiado suspension of disbelief para tragarse que todos se hubieran pasado obedientemente las cintas, en especial es difícil creer que Justin le diera las cintas a su novia Jessica teniendo en cuenta la historia de la violación. Por muy peleadas que estuvieran eso era para generar dudas. También resulta difícil de creer que una vez Tyler escuchó su cinta la pasara a otros para que siguieran lanzándole piedras a la ventana. Lo que si creo es que la serie tiene buen potencial para una segunda temporada con el tema de Tyler precisamente… En general el gimmick de las cintas fue problematico. Ella tenía que haberle mandado copias a todos a la vez.

      Reply

  2. Jairo

    Mayo 9, 2017 at 12:36 am

    Bueno, yo estaba bastante animado de ver la serie, junto a mi pareja vimos los primeros 3 caps…luego de eso, perdí todo el interés por la misma…Me parecía interesante, pero comencé a sentir que cualquier excusa o confrontación que tuviera la protagonista con cualquier persona, ya la hacia merecedora de una cinta…fuese un problema grave o cualquier tontería..es solo mi opinión, basada en mis gustos, pero es de esas series en donde si ves el primer cap, y luego el último…No importa mucho lo del medio..Al menos dejaron la escena suicida muy bien, si nunca la hubiesen mostrado o la hubiesen censurado, si me hubiese parecido una serie basura.

    Reply

  3. Jessica

    Mayo 13, 2017 at 4:48 pm

    Creo que la idea era precisamente que todos se enteraran de lo shitty people que eran los demás. Además, Tony tenía las copias, si Tyler no las hubiese pasado Tony hubiese hecho público todo. Lo que querían evitar era que la gente se enterara.
    Mi problema principal era Tony guardándose la información, hasta que +se da cuenta de que seguir ocultando todo era más perjudicial que revelarlo. Para mí, esa parte fue lo más obvio, que en algún punto Tony se iba a dar cuenta de que no era a Hannah a quien tenía que cuidar sino a sus padres, y era obvio que eso tenía que suceder después de que los demás hubiesen escuchado todo. Igual los demás se están protegiendo tratando de quedar como “sí, yo me porté mal, pero mira lo que hizo Bryce” para salir ilesos, lo cual no va a pasar con Tyler en un rampage.

    Reply

  4. Jessica

    Mayo 13, 2017 at 4:51 pm

    La cosa es que si no has pasado por algo así o no has visto a alguien pasar por una depresión severa es difícil empatizar con el personaje. Lo otro es la diferencia de edad, si ya pasaste por la adolescencia es difícil ponerte en lugar de uno de ellos (química del cerebro y todo eso). Por desgracia yo tuve un estudiante que sufría de depresión y terminó suicidándose (se lanzó de su ventana) y no dejó cassettes, dejó como quince cuadernos donde contaba todo lo que le pasó y que lo llevó a esa decisión, así que puedo perfectamente entender cómo Hannah llegó a la misma conclusión.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mira esto!

It 2017, el regreso de Pennywise de la mano de Andy Muschietti

(Santiago, 14 de septiembre, Okuroku).- Aunque hubo cambios muy acertados en la adaptación…