Home Manganime Anime 100 Episodios de Dragon Ball Super ¿Vale la pena esta secuela?

100 Episodios de Dragon Ball Super ¿Vale la pena esta secuela?

14 min read
0

(Madrid, 26 de Julio. Yakuza Webzine).- Dragon Ball Super, la secuela directa de la obra de Akira Toriyama, llegó el pasado sábado a 100 episodios. Esta cifra marca un hito. Con 100 episodios emitidos ya se puede considerar que la serie tiene tiempo de sobra al aire para hacerse un juicio sobre su calidad. También permite medir su aportación al mundo creado por Toriyama.

Que en realidad no es poca.

La creación del multiverso junto con la introducción de una nueva jerarquia de Dioses y Ángeles. La introducción de nuevas transformaciones para la raza saiyajin. El regreso de un villano importante y también de un héroe relevante.

Pero no todo ha sido un cámino de rosas. Dragon Ball Super ha sido acusada de ciertos pecados.

Su animación y coreografías de combate han sido juzgadas con dureza por muchos aficionados, en especial en los primeros tiempos de la serie.

Su falta de coherencia interna también ha hecho que muchas cejas se levanten. En especial con el tema de los niveles de poder de muchos personajes.

Otra critica fue el modo en que el humor y la violencia de la serie han sido suavizados. En su momento catalogué a la serie como una versión para diabeticos. O descafeinada si gustan.

Ahora, en medio del torneo por la supervivencia de los universos condenados por ZenOh, Zeno o Zen-chan, es hora de dar un vistazo atrás y evaluar lo que nos han dejado hasta ahora estos primeros 100 episodios.

Un pobre remake de Kami to Kami y Fukkatsu no F

Estos dos ya son de la casa, la mejor adición que se ha hecho

El principio de la serie fue poco prometedor. Una reedición de bajo presupuesto de las historias de Kami to Kami, el film de 2013 y Fukkatsu no F, de 2015. Si bien es cierto que la serie de televisión se tomó más tiempo para presentar el argumento y los personajes introducidos en esos films, no lo hizo de una manera que mejorara el producto original.

Dragon Ball Super empezó siendo una repetición peor hecha de las historias que Toriyama propuso para esas dos películas y poco más. Es cierto que algunos episodios tuvieron interes y humor, pero no lo suficiente para hacer de esta serie una entrada digna en la franquicia. ¿Mejor que Dragon Ball GT? Si, pero eso no es nada dificil.

Fue interesante ver la introducción de Pan en el canon, así como una explicación del entrenamiento de Vegeta para convertirse en Super Saiyajin Blue sin pasar por God (o Red), pero esta etapa de la serie me dejó con la sensación de que podía ser mucho mejor de lo que era.

Torneo de los Universos 6 y 7

Hit vs Goku torneo de los Universos 6 y 7

En su momento hicimos una reseña global sobre esta saga, la primera original de Dragon Ball Super. Como propuesta sonaba muy bien. Era nuestro primer vistazo a otra esquina del multiverso, en este caso la controlada por Champa, el obeso hermano de Beerus. Esta pequeña saga introdujo más personajes, pero el más destacado de ellos fue Hit.

El asesino se convirtió en un rival de peso para los Saiyajin del Universo 7 y le dio emoción a un torneo que en reglas generales fue un poco blanco. Algunas de las peleas dejaron mucho que desear tanto a nivel de animación como en su resultado. El prometido protagonismo a Vegeta seguía sin dar frutos. Contra Beerus tuvo que ser objeto de una humillación, antes de dar batalla por unos segundos. Contra Freezer le dio una paliza, pero le robaron el golpe final, debido a un descuido.

Ahora, con la excusa del cansancio fue humillado por Hit para elevar el hype de cara a la lucha contra Goku. Una vez más el Principe de los Saiyajin era un accesorio y no un personaje de igual peso que Goku. No me malinterpreten, me encanta Kakarotto e incluso le prefiero un poco por encima de Vegeta, pero el tratamiento que sufren los personajes secundarios en Dragon Ball es penoso. Vegeta parecía que rompería con la tradición, dicho por el propio Toriyama, pero al final no fue el caso.

En definitiva, la guinda del pastel de esta saga fue la promesa de un torneo futuro, con más Universos en la lucha.

La Saga de Trunks del Futuro

Trunks vs Zamasu

Desde que se anunció, esta saga prometía ser el punto de inflexión de la serie. Y vaya que lo fue. Tal como en los tiempos de Z, la llegada de Mirai Trunks al Universo Paralelo de Goku anunciaba una nueva amenaza. Y un misterio. Una vez más Toriyama iniciaba una cacería para descubrir el misterio tras un nuevo villano, uno con el rostro de nuestro protagonista.

Si Piccoro Daimaō es el villano por excelencia de DB y Freezer de DBZ, Black lo es en Dragon Ball Super… al menos de momento. Con motivaciones diferentes a villanos anteriores, Black no solo puso en aprietos a nuestros protagonistas, sino que fue el primer villano en la historia de la serie en salirse con la suya. Aunque no exactamente como habría querido y no por su mano, sino por la de ZenOh, claro.

Si bien la serie seguía pecando de tener una calidad de animación cuestionable a ratos, finalmente aportaba valor real a los fans que han seguido la franquicia por años. La saga tuvo sus fallas… bastante corregidas en el manga de Toyotaro, pero en general fue lo mejor hasta ahora en esta serie.

El Torneo de Fuerza

ZenOh y Future ZenOh Dragon Ball Super 100

La saga actual de Dragon Ball Super se cocinó a fuego lento. Durante muchos episodios vimos cómo se iba reclutando al equipo que defendería a la tierra. A falta de hacernos un juicio final, debo decir que es la primera vez en la historia de la franquicia que un torneo se planifica con tanto esmero. 

Es el mayor esfuerzo creativo de Toriyama en años, creando multitud de personajes con distintos backgrounds, introduciendo gradualmente a los miembros del equipo del Universo 7. Incluso regresando a la palestra a personajes olvidados o severamente despreciados. Uno de esos rescates fue el de Gohan, pero eso merece un trabajo aparte.

También hemos visto a las primeras SSJ mujeres, una de las cuales tiene el diseño de cierto villano no canónico.

Pero la saga no está exenta de fallos. La excusa para excluir a Buu de nuevo fue muy pobre, por ejemplo. Pero eso permitió reclutar a Freezer y con ello darme el primer episodio que realmente me subió el pulso de todo Dragon Ball Super como ocurría en tiempos pasados.

Además seguimos con incoherencias en los Power Levels que ahora alcanzan el ridiculo. ¿17 llevando a Goku a Blue? ¿Krillin obligando a Goku a transformarse?

El torneo además ha puesto a Goku en una posición poco habitual: la de villano. ¿O salvador? Sabemos que venía una purga de Universos y la propuesta de Goku terminó dándole una posibilidad a todos. ¿Pero qué hará para darnos un final feliz? Dudo mucho que tengamos dos finales agridulces seguidos, esto sigue siendo un shonen.

Ocurra lo que ocurra, el hito de los 100 episodios -ahora justo en medio del cara a cara entre Jiren y Goku- es algo para celebrar. Dragon Ball Super ya se ha ganado su lugar en la historia de esta prolífica franquicia. Solo queda por preguntarse ¿Hasta cuándo durará? ¿Será la última serie o nos seguirán sacando secuelas por años?

 

 

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Anime

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mira esto!

A propósito de Blade Runner 2049: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

(Madrid, 17 de Octubre. O’kuroku).- En mi adolescencia leí por primera vez ¿Sueñan los and…